Páginas

viernes, 29 de abril de 2011

Born to be wild or just me.

No suelo ser impulsiva ni tomar decisiones sin pensar, pero hay veces que se tienen revelaciones, o intuiciones que indican casi como si alguien nos gritara al oído: -¡HAZLO, eso es lo tuyo, es lo que debes hacer.!
De niña siempre tuve dos ideas que me rondaban, a las que nunca les hice mucho caso porque las consideraba de un modo u otro imposibles de alcanzar. Pero ahora que ya estoy grande, no me parecen tan imposibles.
Será posible que esté frente al resto de mi vida, que por fin haya encontrado una respuesta?
Siento que por fin hay algo que quiero hacer y puedo imaginar mi vida con un propósito útil y que a la vez sé  me llenaría infinitamente el corazón.
Quiero comer tallarines al lado de un orangután. Suena desquiciado?
Sería genial, vivir en medio de la selva con animales que necesiten ser protegidos de la barbarie humana.
No veo mi futuro en lo que se supone debiera ser mi vida. Nunca me vi en eso, realmente.
Quiero libertad, aire, quiero hacer algo con lo que realmente me sienta bien conmigo misma, quiero sentir que en verdad hago la diferencia.
Tengo un espíritu aventurero que ha sido enjaulado, resolver problemas es innato en mí, soy práctica, lo que no sé lo puedo aprender con facilidad, me encantan los animales y tengo unas enormes ganas de ayudar.
Me puedo imaginar lo que es vivir en la selva, los peligros, las enfermedades, las casi nulas comodidades, pero todo eso es parte de la aventura de hacer una vida plena. Es la Naturaleza en su máximo esplendor, en lo más crudo de la realidad, pero a la vez es bello, de algún modo hay armonía en todo aquello.
Vi un trailer del documental Born to be wild y me pude imaginar ahí, al acabar de verlo me pregunté: dónde me inscribo?
Hay alguna organización tipo "médicos sin fronteras" o alguna clase de UNICEF para animales huérfanos o en peligro de extinción que necesiten gente voluntaria, que no tiene idea pero sí mucho buen ánimo.?
Para que se entienda de qué hablo:

Sería genial, no?
Por cierto, mis sueños de infancia eran: llegar un día a pilotear un cuadriplaza y trabajar con animales.

2 comentarios:

  1. Buenos días, Oriana:

    También soñaba lo mismo que tú, de jovencita y por cuestines que no vienen a cuento no pude verme realizada; por eso, cuando viajo, siempre procuro ver animales en su hábitat natural y me siento plena.

    Estuve aquí (http://www.sheldrickwildlifetrust.org/) en Nairobi de visita. Quizás puedas estar como trabajadora.
    Deseo que tengas mucha suerte. Ya me contarás!!

    En mi blog te he dejado la respuesta a tu pregunta.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Me gustan los animales, pero me siento más identificado con los de mi misma especie.

    Saludos.

    ResponderEliminar